Seguidores

jueves, 7 de agosto de 2008

Un día después de esto

Solía reir al escuchar tu nombre
mi cascabel siempre sonando
soñando de madrugada
una burbuja mi vida
al quiebre y a la congoja
montañas grises
a mi destinadas

Cayo dormida la pasion
murmurando mi amor
recogi todas las hojas
que dejaste caer de tu mente
mirando como tu miras
sintiendo como
me he muerto
escalando tus fantasias
sobrepoblada de ayeres
de sombras entrometidas
que en cada huida
se despiertan naufragas
un día despues de esto

Sueño de Invierno

Fragil como el dia menos pensado
fragil como el suspenso de una respuesta
es mi polvoriento corazon
que se golpea
contra la puerta cerrada

No hay nadie alli
la lluvia es un sueño que me hace despertar
hundo mi rostro mojado
y el viento se rie de nada
Te paraste en mi sendero
cruzaste el puente
con un canto nuevo
y poblaste de vida el desierto
aqui un arbol, alla una alondra
y por todos lados
tu aroma fresco
azul oleaje
en este nuevo invierno
quiero hablar un lenguaje destrozado
susurrar con queda voz
pero este frio de hierro
amordaza mi deseo
no quiero la victoria
solo volver a nacer

Sueño de Invierno

Fragil como el dia menos pensado
fragil como el suspenso de una respuesta
es mi polvoriento corazon
que se golpea
contra la puerta cerrada
no hay nadie alli
la lluvia es un sueño que me hace despertar
hundo mi rostro mojado
y el viento se rie de nada
Te paraste en mi sendero
cruzaste el puente
con un canto nuevo
y poblaste de vida el desierto
aqui un arbol, alla una alondra
y por todos lados
tu aroma fresco
azul oleaje
en este nuevo invierno
quiero hablar un lenguaje destrozado
susurrar con queda voz
pero este frio de hierro
amordaza mi deseo
no quiero la victoria
solo volver a nacer

Tinta

Yo le dije a la tinta

contra la opinion generalizada

igual dibuja un circulo

no me interpretes

dejate deslizar

sobre la punta de la realidad

lloran sobre el papel

las letras huidizas

perdidas en el fondo oscuro

de mis pupilas

crean un puente

donde tus aguas corren traviesas

Luz bajo la Puerta

Todo lo que haces te ilumina,
eres un rayo oblicuo
que entra por mi puerta
aunque este cerrada.
Un trueno impreciso turba mi corazón.
Me inclino para escucharlo
y aunque me hunda en la nada
no puedo escapar.

Libre

Bajo tu razón
arde un fuego más brillante y más permanente,
sin rejas, sin alambres de puas,
sin miramientos como eres tu,
yo te escucho con mi alma
por eso desordenada
atropello la historia


Estoy viva

Sobre mis piernas abiertas
anhelando y esperando
mi boca sonriente es una flor inacabada.
Solo el viento pregunta por mi cuando descansa.
Cuando miro por la ventana del mundo
tambien respiro la perdición,
me doy carta blanca a la inconciencia,
cerrando mi boca violentamente
pero abro los ojos y ya no soy inocente.
Se agacho la muerte a recoger el olvido y juntas marcharon
riendose de tanta pretenciosa circunstancia.
Hay decretos que suben por mis rodillas y se encajonan uno a uno,
con un despliegue vertical mis huesos presienten,
que lo normal ya no existe,
asi como ya no se usan las postales,
algo debo pagar por tanto desden a las formas

Mejor que una hoja

En este hirsuto invierno
aunque soy el rigor del viento
soy ese suave fragor,
que nada es tan imposible
que no pueda vivirlo
con toda naturalidad
En voz baja cantare
si es posible en un susurro
en el mar hay luciernagas
que se rien bajos tus pies
bajo el mar yo espero
nacarada, ola tras ola,
semejando los minutos que caen
hasta morir fuera de mi.

De noche
yo espero las olas fantasmas
que llegan hasta nosotros, de blanco.
Se que no te asustas facilmente,
en voz baja cantare.