Seguidores

sábado, 28 de agosto de 2010

ARENALES PERDIDOS

Habia un oasis donde la voluntad de amar
habia plantado palmeras, datiles y agua fresca
para nuestro amor sediento,
donde el sol era extranjero,
donde ardia hasta el aire.

He bebidos los destellos de tu risa,
mientras tus dedos vegetales
como hierba crecian en cada caricia
y las piedras imaginaban lo demás
cayeron hojas sueltas en el estanque.

Que mis recuerdos sean arenales perdidos.
Podre navegar en este oceano de olvido?
Se baten las alas de las mariposas
como flores del aire,
pondre mis ojos en agua
para mirar los jeroglificos
en los tempranos tornasoles de la primavera.

Tengo que desandar el camino
y llenar mi cantaro con piedras
para que pesen menos que mi corazon.

...Viento borra mi destino,
que mis recuerdos sean arenales perdidos...