Seguidores

viernes, 8 de octubre de 2010

... tal vez al despertar...

Deslizo mis dedos cubiertos de polvo
sobre el conocimiento,
no hay nada nuevo escrito,
un pájaro avanza,
tal vez algo sabe de soledad.

Las letras hacen su trayecto
conocen el camino de memoria,
las ideas se levantan parpadeando
con las botas puestas,
audaces parecen dirigir el presente.

He gritado un par de veces
pero mi voz se eleva sin sonido,
voz de pluma que navega
por la vitrina de mi memoria.

Oscuros pasajes donde están mezcladas
mis recientes alegrías
mis olvidadas tristezas
y todas las promesas
guardadas al oriente de mi alma.

Mis deseos flotan liberados
de su obligación,
por fin fundirse como estrellas
en los pliegues del infinito.

No hay comentarios: