Seguidores

miércoles, 6 de junio de 2012

SUERTE NEGRA



Las buenas costumbres
las he olvidado.
La niñez empezó a decolorarse
con cada mentira que aprendí,
con cada gesto calculado.

Para no molestar
y por miedo,
he petrificado mi expresión,
ya no hago gestos desusados
para que no me tilden
de amanerado

Mi fuego se ha ido apagando
y solo el humo me salva
de desaparecer,
entonces la televisión
me rescata
y aparezco haciendo todo
lo que en vivo no puedo.

Mi rabia sigue en la cárcel,
pudriéndose,
mi alma la visita de cuando en cuando,
y juntas componen el naipe
de esta negra suerte.

 * Jeffrey Kessler Art

24 comentarios:

lichazul dijo...

lodos que nos empantanan , son las deudas con la sociedad
han de pagarse aunque no se quiera

muy buen trabajo social Carmen
felicitaciones

besitos y luz

Felicidad Batista dijo...

Carmen, la transformación de la inocencia del ser humano se inicia en edad temprana. La espontaneidad la frescura, la cercanía se va difuminando poco a poco y se ve suplantado por un rostro convencional o máscara griega.Los ideales se van anquilosando, pierden flexibilidad y a veces son dogmas y otras simple renuncia. Pero la conciencia dormida o encarcelda sobrevive.
Un gran abrazo, carmen

Carmen Troncoso dijo...

gracias Elisa, es cierto que hay un cierto lastre que va apareciendo en nuestras palabras, un abrazo,

Carmen Troncoso dijo...

Ah Felicidad la conciencia no duerme ni deja dormir, (a algunos(as) un abrazito feliz,

Staive dijo...

Bonsoir Carmen, avec un grand et très cordial salut!

pepi B (Fina Barga) dijo...

Amiga Carmen, a veces la conciencia se escapa buscando lugares mejores donde habitar, pero siempre permanece viva si se alimenta.Me ha encantado tu entrada, conmovedora.
Un abrazo21

ReltiH dijo...

MUY INTERESANTE TEXTO. GRACIAS POR COMPARTIR.
UN ABRAZO

Realidad y Ficción dijo...

Es triste.Muchas personas transitan este camino que en el poema describes. La negra suerte de un si mismo negro.

Carmen Troncoso dijo...

Bon nuit Staive, je vous remercie beaucoup d'être venus par ici, une accolade heureux,

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Pepi, a veces se arrancan estas realidades de la caja de Pandora, un abrazo cariñoso,

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Reltih por estar,

Carmen Troncoso dijo...

Asi es Eva, pero es una parte del camino, y la sombra va con nosotros a todas partes, un abrazito,

Gino Ginoris dijo...

El camino que andamos esta poblado de esas “sillas que invitan a parar”, reconocerlo es vencer o al menos andar en esa línea.
¿Duro?, Sí, pero no creo que sea por el invierno.
Buen poema.
(Entre comillas una frase de una canción de Silvio)
Abrazo.

Mª Carmen dijo...

Bonito poema, muy triste, algunos caminos en la vida son abruptos y te hacen preguntarte, este es mi destino? o algún día vereé la luz.Me ha encantado.Besitos.

Benito Gonzalez dijo...

Hola Carmen, bellisimo poema lleno de sabiduría.
Mañana alcanzo los 300 programas de radio de vinilos a 45 (Radio Oasis Salamanca) me gustaría recitarlo si me lo permites.
¿puedo?
Gracias y un besito

PEPE LASALA dijo...

Ese cambio con el tiempo es real, pero debemos de intentar con todas nuestras fuerzas no perder la niñez. Precioso escrito Carmen, me ha gustado muchísimo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

La sonrisa de Hiperión dijo...

Dolores de cuerpo y espíritu, por que el devenir de la vida, no siempre ayuda.

Saludos y un abrazo.

genetticca dijo...

Decrece lo que se crece.

Se renace mientras se muere,sin embargo todo lo exterior permanece inmutable. Cada ser es un punto y aparte en las repeticiones constyantes.

Un abrazo

Mery Larrinua dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada, gran mensaje y reflexion.
un abrazo

urbanascidades dijo...

Carmen, não se visita blogs como o teu sem sair tocado na alma pelas flechas da tua poesia. Deixo-te pensando no labirinto da condição humana.
Um grande abraço,
Paulo Bettanin

Gloria Reyna dijo...

Muy hermoso tu poema y a la vez inquietante esa "suerte negra". Será que no nos olvidemos de nuestras costumbres, de nuestros gestos, de esa primera inocencia para no caer en esa cárcel del alma.
Un abrazo querida amiga.

TORO SALVAJE dijo...

Que genial es este poema.
Te juro que si pudiera te lo robaba.
Me hubiera gustado escribirlo yo...

Te felicito.

lichazul dijo...

gracias por tus huellas
besitos y abrazos energéticos

ojo con la lluvia se viene

Enrique Arias Valencia dijo...

Pero el arte te redime de tu condición.