Seguidores

lunes, 16 de julio de 2012

Dialéctica Marina


Los largos tragos del mar
no disuelven
esta masa marginada,
que se divide en violencia y calma
hasta los confines del horizonte.

La espuma es un conjuro
que hace saludos al sol
hasta que este le vuelve la espalda.
El desenlace,
una ola muerta en la arena

Solo las que venden su cuerpo
saben cuanto cuesta el amor,
me apresto a enterrar las huellas
de esta verdad a medias.



24 comentarios:

Fibonacci dijo...

O el vivir decentemente, por desgracia está proliferando cada día más en nuestra sociedad...muy bello, a pesar del mensaje...un besote.

Lichazul dijo...

vender y tasar , sopesar y reaccionar es lo que nos queda
el amor , la vida, las mareas y las quimeras, todo se revuelve a la luz del plenilunio

hermoso Carmen
Y FELIZ DIA DE TU SANTO!!!!
besitos

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Fibo, encuentro desesperado venderse, pero también hay mucha desesperación, un abrazo cálido,

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Lichazul, por la luz de tus palabras, un abrazo muy cariñoso,

Enrique Arias Valencia dijo...

En toda intención de vida, si es vivida con fe en el amor, hay belleza que nada puede mancillar.

Mistral dijo...

"La espuma es un conjuro
que hace saludos al sol
hasta que este le vuelve la espalda."

Precioso Carmen. Felicidades!!!

Felicidad Batista dijo...

Carmen, las imágenes poéticas que pincelas con la textura de la piel de la mar son bellísimas.
Bajo la dermis las profundidades desoladas de vidas golpeadas por el vaivén de las olas que duelen, que desgastan, que asolan.
Me encanta el poema por su plástica y por la intensidad interna que rezuma.
Una delicia leerte.
Felicidades Carmen, por este día.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Amiga Carmen:

Por primera vez llego a tu blog y me encuentro con un magnifico poema para meditar con unas figuras dignas de un lienzo; "sólo las que venden su cuerpo saben cuanto vale el amor...”, sí, una verdad a medias y ellas siguen formando parte de esa “masa marginada que se divide entre violencia y calma”.
Permíteme m equedo en tu blog.
Saludos desde Suecia.

genetticca dijo...

La carencia...también el mar sabe de ella cuando el flujo de las mareas le presta un momento de calma.

Bella poesía, amiga, te superas constantemente.

Un fuerte abrazo

Gino Ginoris dijo...

"La espuma es un conjuro
que hace saludos al sol
hasta que este le vuelve la espalda.
El desenlace,
una ola muerta en la arena"

Esto, yo , lo enmarcaría.
Petentísimo poema Carmen.

ReltiH dijo...

DURO E IRÓNICO CIERRE, PERO MUY SENSATO.
UN ABRAZO

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Enrique, estoy absolutamente de acuerdo, es muy bello lo que me dices, un abrazo,

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Mistral, se nota que adoro la playa? un abrazito feliz,

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Felicidad, podría estar contemplando eternamente el mar, creo que de el venimos, un abrazo,

Realidad y Ficción dijo...

Violencia y calma, sin duda una dialéctica marina. Me gusta como la voz del poema salta, tras la Ola Muerta, desde la evocación metafórica del mar al cuerpo (vendido o no) y al amor, imágenes humanas... y de allì nuevamente a la playa y a la arena, allí donde se estrelló la última ola. Allì donde hay que enterrar verdades pues ¿existe alguna que no sea a medias?.
Me ha gustado mucho la incorporación de Mulinandu!, me consta que te sigue! Muacs!

TORO SALVAJE dijo...

El amor cotiza a la baja.
Debe ser la globalización.

Besos.

Adriana Alba dijo...

Un delicado y profundo poema Carmen.

siempre es una alegría pasar por aqui.

Cariños.

teca dijo...

É sempre um prazer visitar a sua casa...
Bom fim de semana.
Beijo carinhoso.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Belo poema...Espectacular....
Cumprimentos

La sonrisa de Hiperión dijo...

El mar siempre fuente de inspirción.

Saludos y un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

Cuando en un poema o escrito encuentro la palabra amor, siempre empiezo por allí mi lectura.
La ausencia de amor es un reclamo total del mismo, esa ausencia es la x a despejar en la ecuación de la afirmación.
Un poema que en sus vaivenes nos suspira el discernimiento de nuestro único punto de partida.
Un abrazo Poeta!!!

Gloria Reyna dijo...

Por suerte con cada ola que muere en hay otra, como este poema, que nace en su orilla.
Precioso, querida amiga.
Besos

Humberto Dib dijo...

Un poema hermoso, Carmen, me encantó venir a visitarte.
Un beso enorme.
HD

Javier Romero dijo...

......"una ola muerta en la arena", un verso vale más que mil imágenes, ¿no era así?
Un abrazo Carmen, siempre elegante.