viernes, 4 de enero de 2013

Sueño Maldito




Yo me hice pez,
más de una vez.
Use un largo vestido,
con aletas brillantes, escamas doradas,
lentejuelas brillando
con cada movimiento de las aguas.




Fuera del espejo
yo era un pez seco,
peleando con el sol,
rivalizando con la luna,
cara al ululante viento
 o bajo la ácida lluvia.

La humedad de mis entrañas
son mi propio elemento,
las olas desenterradas de tu océano
son mi propio silencio.

He de recorrer caminos nuevos,
cortar esta soga
de recuerdos postreros.
Plantar el árbol de la culpa
dentro de la tierra,
muy dentro, por cierto.

Si yo te entrego mi sangre,
de lo que no me avergüenzo,
germinaran mis hijos 
de semillas que son mas viejas
que el hilo negro.

Froto con mis manos
las transparencias de mi cuerpo,  
nadando a ciegas
en este mar de emociones,
mi lengua es flagelada .

Grita entonces mi cuerpo
buscando al descampado:
Respóndanme, ya es tiempo!

Esta secreta muerte mía,
dolor de mediodía,
transita por alamedas
de arboles y peces pintados.

Y solo el aire responde:
te penetro…
te alimento…
te visto…
Inseguro y altivo
serás hasta tu último aliento.

Y ya te ahogues,
y me ahogues,
hundiré estas protestas
 para que nunca digas nunca.

En tus pupilas, sigiloso
un hoyo negro de acero
ha robado la luz primera,
clausurando alevoso viejos sueños,
indeclinable la tarde
borra en mi espalda el tiempo
mientras camino.

* LU HONG

8 comentarios:

Zamarat dijo...

Feliz 2013, Carmen!

Lichazul dijo...

un onírico poema en donde el ritmo se va escabullendo como ese pez dorado por entre las peñas del destino y va dejando sus estelas de ilusiones y penares entre los recovecos de la roca

hermoso canto Carmen
abrazos y feliz fin de semana
:D

la quiltra dijo...

eso de plantar el árbol de las culpas... lo encuentro muy lúcido, cuando navegamos por las emociones nos exponemos a mucho.
saludos y felicidades!

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Zamarat, este es el AÑO!! Felicidades para ti tambíen, un abrazo ludico e inclaudicable,

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Lichazul, hay versos que te penan hasta que salen a la luz y ahi ya vez, este fantasma tiene vida, un abrazo amoroso,

Carmen Troncoso dijo...

Ah amiga, uno planta y la vida se encarga y de que forma! un abrazito cariñoso para ti,

Felicidad Batista dijo...

Carmen, tus versos se deslizan como la plasticidad de los peces y los sentimientos emergen desde las profundidades del dolor. Textura de escamas que encarcela sueños navegando en aguas procelosas y esquivas.
Maravilloso poema, amiga.
Mucha poesía para este año recién inaugurado

Narci M. Ventanas dijo...

Peces somos, ágiles y gráciles en nuestro elemento, pero con el jadeo en la garganta y la piel resecada si nos obligan a abandonarlo, si nos ahogan sin piedad en un mundo que no es el nuestro, ni el que hemos soñado, ni por el que hemos luchado.

Bello y expresivo, dentro del dolor y el desencanto.

Besos