Seguidores

martes, 13 de agosto de 2013

LAS CALLES DEL CERRO ALEGRE



Cuando camino lento
por las calles del Cerro Alegre
 me miran fijamente
adoquines y piedras lajas.

Las calles de mi cerro
van bajando por mi espalda.
Viento travieso!
tus volubles deseos
levantan airosos mi falda.

Estas calles tan oscuras
encienden en mis pasos
apasionados recuerdos
postergados en mi alma.

La palmera luce hermosa
un surazo advenedizo
sus lustrosos cabellos derrama,
es noche de luna brumosa.

Que habrá sido de aquel vecino
que me clavaba su mirada
cuando cerro abajo corría
mi despreocupada infancia.

Mi conciencia voy vistiendo
con historias de los techos,
los balcones, las fachadas,
en Valparaíso hay una fiesta.

En las paredes pintadas
surgen ventanas fantasmas,
joyas fulgurantes lucen
colgando de los cerros
engarzadas a la nada.

La niebla se demora
en borrar las huellas
de instintivas danzas.
Y la resaca le dura al puerto, toda,
toda, una larga mañana.



12 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Preciosa Poesía personificada en la belleza de Cerro Alegre y de Recuerdos y Añoranzas que manifiestan esas calles llenas de vivencias.
Abrazos y besos.

Zamarat dijo...

Gracias por compartir tu bonito paseo por Cerro Alegre.
Abrazo!

HANS-PETER ZÜRCHER dijo...

Oh liebe Carmen, ein fantastisches Werk, feinste Poesie!

Umarmung und Grüsse aus der Schweiz

Hans-Peter

ReltiH dijo...

MUY, MUY LINDO POEMA-DEDICATORIA.
UN ABRAZO

TORO SALVAJE dijo...

Un precioso homenaje a esas calles que te atesoraron.

Besos.

Adriana Alba dijo...

Con tus versos estarán más alegres las calles!
Una preciosura querida Carmen y las fotos una delicia.
Besos.

(no se si salio el comentario)

elisa lichazul dijo...

que recorrido más rico nos dejas , es un lugar que invita a vivirlo

versos y paisajes entrañables en tu duende creador querida Carmen
felicitaciones


besitos y feliz semana

PMPilar dijo...

¿Y quedarse a vivir ahí, entre señales, para siempre?
Las calles, talismán, Carmen

Mi abrazo

Aristos Veyrud dijo...

Me gustaría verte caminar por esos cerros sobre todo cuando das la espalda.
El sol de la poesía ilumina una parte urbana haciendo que cada uno de sus rincones sean nacientes de versos que sonríen al corazón de quienes escuchan o leen este poema.
Es la magia de la poesía vivificarlo todo, humanizar!!! esa es su inocente porfía!!!
Besos Poeta!!!

genetticca dijo...

Aunque no te deje comentarios sigo visitando tu intimidad publica. Siempre hay belleza en los rincones de tu alma.

un abrazo

PEPE LASALA dijo...

Como siempre nos muestras un bonito poema Carmen, con el que nos introduces en un paseo precioso. Un fuerte abrazo y feliz Domingo, yo ya he ranudado el blog tras las vacaciones.

Gino Ginoris dijo...

Me gusta la cercanía de estos versos, la urbanidad bien ajustada a la palabra.