Seguidores

jueves, 23 de abril de 2015

ROJA ADORMIDERA

Quieta adormidera
satín en mis labios sinuosos
tocaste mi flor
estallando las dos en fulgor rojo

Inocentes en la pradera
como un vicio carnal
las amapolas prenden en mi
curando el dolor



                         Quiero escapar de la euforia 
                            de tus campos en llamas,
                               morfina en las venas.
                                 Idolo negro,
                               ingratas quimeras

8 comentarios:

Rafael dijo...

Parece que brotan del suelo como pequeñas llamas en pleno día.
Un abrazo.

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Rafael, Un abrazo cariñoso!

PEPE LASALA dijo...

Esos versos transmiten Carmen, hacen sentir y están vivos. Gracias por ese arte que ofreces Carmen. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

TORO SALVAJE dijo...

El infierno y el cielo en cada planta.
Un poema genial excepto por tu dolor.

Besos.

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Pepe, el arte es de todos, un abrazo cariñoso!

Carmen Troncoso dijo...

Torito el dolor es el de la vida, un abrazo grande!

RECOMENZAR dijo...

la belleza de tus palabras me envuelven

lichazul alqantar dijo...

cada flor conlleva su propio vía crucis
sin ello , la vida no tiene sentido

abrazos colorinches Carmen
mil gracias por tu huella
pasa un fin de semana precioso