Seguidores

martes, 9 de junio de 2015

Otra cosa es mi piel


       Cerca del acantilado
te conté una historia en la noche
y otra muy diferente en la mañana.

Eros alargo sus manos..
De las sombras perfectas en el suelo
elegí la que creí que éramos tu y yo

Habían fogatas alrededor nuestro
y lo resolvimos
 danzando alrededor de los besos


Estabas con la palabra en los dientes
como ruido de fondo..
y simplemente remamos
hasta encontrarnos.

Pero mi piel es otra cosa,
cambia tan deprisa,
al acecho del placer.
 Vertical mi frontera se agranda
la liberación es lenta… lenta…

Acepto la reconciliación
siempre que no dejes fuera
a mi soledad, con su amigo
el desconcierto.

Ahora... 
               no estoy en parte alguna.. 
                                                         

10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Tu soledad y tu desconcierto te pertenecen tanto como todas tus otras.
Me encanta el poema.

Besos.

Rafael dijo...

Quizás esa soledad te abra una nueva puerta.
Un abrazo.

ReltiH dijo...

GUAU...

Adriana Alba dijo...

Una danza bella donde los estados anímicos fluctuan, somoscomplejos humanos Divinos...sigamos danzando!

Un cariñoso abrazo Carmen.

Carmen Troncoso dijo...

Somos tantos en uno solo, un abrazo Torito!!

Carmen Troncoso dijo...

Hay que atreverse Rafael con el desapego, un abrazito feliz!

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Adrianita, mientras la música nos dure en el cuerpo hay que bailar, un abrazito feliz para ti!

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La soledad en el acantilado ofrece en don de los verdaderos y renovables sueños.
Un Abrazo
Gracias

lichazul alqantar dijo...

nos componemos y descomponemos al unísono
felicidad y condena
ausencia y regocijo
solo lo emotivo es lo que nos va dejando mella

besitos y feliz semana Carmen

Alfredo Cernuda dijo...

Esa elección de sombras me ha gustado mucho. Un poema magnifico. Felicidades. Un abrazo.