Seguidores

viernes, 18 de marzo de 2016

Mi Vida en el Cerro Alegre



EL CERRO

Tras la verja de
altos barrotes
tres escalones de mármol blanco
una pesada puerta
que no cierra
La mampara
con vidrios biselados
tiene bisagras oxidadas
esa es la entrada
a la vieja casa



En el cerro nacen
escaleras caracolas
quebradas de buen talante
paseos sin descanso
y ascensores movidos por el viento.

Eucaliptus y arrayanes
perfuman laderas y zanjones
con regocijada maleza
de verdes orillas

caminos acinturados
zigzaguean por caprichosos riscos
que cruzan entrelazados

estos bosques cerrinos









* Claudio Rodriguez Lanfranco


24 comentarios:

Teca M. Jorge dijo...

"estos bosques cerrinos" que tanto avivam a alma! Preciosa entrada. Como também preciosa é a cabeceira do seu blog!
Feliz fim de semana!
Um beijo

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Jorge, un abrazo feliz!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me veo trepando ese cerro de ensueño. UN abrazo. Carlos

Alfa Fon-Amor dijo...

Muy lindo,cariños.

Abuela Ciber dijo...

En este mundo con hambre de justicia, paz, ternura y sinceridad, tu amor puede ser el pan para saciar muchas vidas!."

Te deseo una buena Semana Santa !!!!!

Cariños

Lu dijo...

Hola Carmen!
Qué suerte para quienes gustamos de tus letras que estés de nuevo publicando
Imagino esa casa, ¡que belleza! Me trae recuerdos de una antigua casa, de mis tíos, donde pasé felices momentos de infancia...esas casas con los vidrios biselados...
Siento el perfume de esos eucaliptos y arrayanes..se siente la paz y el silencio. ¡Magníficas imágenes!
Un abrazo y buen finde

Marco Antonio Moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen Troncoso dijo...

Gracias Carlos Augusto, era exactamente lo que yo hacia trepar el cerro y correr por todas partes, feliz de leerte nuevamente!

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Abuela Ciber, te mando muchos cariños y paz en esta Semana Santa!

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Lu. La casa de mi infancia era màgica, especial para usar la imaginación, contaba con 44 habitaciones y tres pisos, era un tema hacer aseo eso si, pero siendo joven quien piensa en eso no? Un abrazo cariñoso, ya seguiré publicando sobre lo mismo en mis próximas entregas

ReltiH dijo...

LA NATURALEZA MERECE NATURALEZA. ASÍ COMO SON TUS LETRAS.
ABRAZOS

TORO SALVAJE dijo...

El Cerro se alegra mucho más cuando te ve.

Seguro.

Besos.

Kasioles dijo...

Quizás, al escribir este poema, has dado rienda suelta a tu imaginación y la idea de algo vivido o recordado, has logrado plasmarla con estas letras que nos transportan a un paisaje lleno de vegetación.
Cuando he leído arrayanes, me he visto otra vez en Granada visitando la Alhambra.
Cariños y feliz Domingo de Ramos.
Kasioles

RECOMENZAR dijo...

Me gusta tu talento de escritora y con los ojos que ves la vida

carlos perrotti dijo...

Gracias, Carmen, por tu visita, la que me permite además visitar tu blog, sobrio, bien diseñado, leer tus bellos poemas bellamente ilustrados. La primera pintura me recuerda en algo las calles en bajada y las casas coloridas de Cartagena.

"Mi gato se asoma
curioso y dócil
buscando tu sombra
en el escritorio..."

Tu poesía fluye. Me encanta. Me quedaré por aquí, con tu permiso.

Kasioles dijo...

Tendré en cuenta que te gustan las cosas dulces.
Agradezco tus letras y seguiremos en contacto después de estos días de Semana Santa.
Cariños.
Kasioles

Elisa Alcántar C dijo...

hermoso cerro Carmen, a cuidar de él y de los cerros vecinos
lo terrible de ellos es cuando viene el fuego
abrazos

Taty Cascada dijo...

Hola Carmen, tanto tiempo sin saber de ti. Tu escritura es como el buen vino de reserva, se acrecienta con el paso de los años.
¿Qué tiene Valparaíso que nos atrapa los ojos y nos envuelve en las palabras?, su esencia, su carisma, su calidez, sus escaleras infinitas, sus cerros de colores y sobretodo sus ascensores que nos elevan y nos transportan a un mundo que fue y que intentamos rescatar en los versos.
Abrazos para ti.

Loli Salvador dijo...

Querida amiga, a través de este poema, puedo hacerme una idea muy precisa de la zona descrita y del encanto de las antiguas casas familiares. Transmite una sensación agradable que bien vale el esfuerzo de llegar hasta arriba, a la tercera planta de la casa o a la cima del monte. Se adivina que desde allí, hay una buena perspectiva.
Gracias, Carmen. Un abrazo y feliz domingo de gloria.

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

Descripción poética, poesía que insta a ver a través de tu voz. Gracias por tomarnos de la mano y llevarnos.

Carmen Troncoso dijo...

Gracias amigos por sus amables comentarios, aun estoy sin computador y como en la epoca de los grandes escribiendo con pluma y papel, igual es un interesante desafio, ya les contarè como termina este proceso, un abrazo feliz para todos!!

Manrique dijo...

Los recuerdos de la infancia, nos trae a la memoria momentos de trabajo y de inspiración.
En tu posía, reflejas con acierto las realidades que has vivido.
Abrazos

PEPE LASALA dijo...

Cerro de versos, cerro descrito con un buen poema. Qué bonito Carmen. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

RECOMENZAR dijo...

me gusta como escribes derramas emociones