Seguidores

martes, 26 de abril de 2016

MI JARDIN

MI JARDIN


Los arboles me llaman
estirando sus ramas
los abrazo y cuelgo
de cabeza
para sacar 
nueces, higos y ciruelas
los damascos picados de pájaros
sucios los comeré  


borrando de mi boca
el tinte de la fruta fresca

Mantos de Eva ocultan orugas
que ascienden mohínas al olivo,
 guirnaldas peludas
de encendidos colores,
ocultas tras las aceitunas
que se descuelgan entre mis trenzas.

Camelias de fucsia furioso
blancas y en tonos rosa,
heliotropo fragante
 trepando al solsticio
un jazmín siberiano.

Transitan caracoles,
babosas, chanchitos
ordenadas filas de hormigas
cienpiés sin ojos,
furtivas arañas
tejiendo con sus telas
resistentes laberintos.

La palmera anida visitantes emplumados
 torvos cernícalos, zorzales, tortolitas
lechuzas blancas de punto fijo,
me asustan sus nocturnos craqueo
cuando fulmines se lanzan
sobre una presa que no tiene albedrío.

LOS LIMITES DEL JARDIN

En los muros de mi jardín

los pájaros
conspiran con sus trinos
bulliciosos colores en mi mente

Por la escalera colgante
subo a la húmeda zona de la niebla
oteando la bruma en el horizonte
mi árbol casa se eleva vertical
sus ramas rasguñan
con preguntas a un cielo macilento

Capullos 
de flores domingueras,
flor de la pluma
primores alados
migran en mi lenguaje

La maleza interminable
pichogas y ortigas
glorieta de rosas mosqueta
en el sendero, los nardos

Borrándose las nubes

aparecen mas recuerdos
he ido descifrando 
esta linea del tiempo
Frágiles delfinium,
 cedrón, rododendro...


* Jorge Ignacio Nazabal  -  Cuba