Seguidores

sábado, 22 de julio de 2017

ME DECLARO...

De la utopía del amor
del quehacer del gusano
del quedarme con el alma extendida
-        Me declaro en quiebra

De la humildad del ser
del fiero egoísmo
de la vida
-        Me declaro desierta

Hay una flor en mi pecho
que palpita tan de prisa
rocío que sangra
-        Me declaro inconsolable

La bachata de moda
Sueño prohibido
aún resuena entre
mis piernas

Al cambiar de rumbo
mi vida es un vestido
semi transparente

No les temo a los carceleros
con sus sombras seguras.

Los poemas me tendrán
que hacer una cama
en el suelo
-        Mi eternidad sigue presente

* Eugenia Loli  USA






11 comentarios:

Rafael dijo...

Te faltó la declaración de que la poesía sigue corriendo en tus venas.
Un abrazo y feliz domingo.

TORO SALVAJE dijo...

Los poemas nos resucitan sin descanso.

:)

Besos.

Carmen Troncoso dijo...

Querido Rafael
Esa vendrá después, gracias, un abrazo feliz!

Carmen Troncoso dijo...

Torito, los poemas son nuestras vidas, un abrazo cariñoso para ti!

María Perlada dijo...

Carmen los poemas nos dan vida, son nuestra música, y luz.

Mil gracias por compartir esta preciosidad de versos, me han encantado.

Y mil gracias por tus comentarios en mi blog, perdona por llegar tan tarde.

Besos enormes.

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Maria Perlada la sensualidad de las palabras me hacen feliz!




Macondo dijo...

Buen poema, sí señora.

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Macondo, bienvenido a mi blog, un abrazo feliz!

Beauséant dijo...

La poesía es de las pocas cosas que dejamos tras nosotros y que nos pueden dar derecho a un trocito de inmortalidad..

RECOMENZAR dijo...

Largar lo que se siente enciende el alma un aplauso compañera

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La anáfora no sólo para la liberación del verso y la palabra, sino de las ataduras físicas, para llegar ser, siempre renaciendo a la vida. Un abrazo. carlos