Seguidores

miércoles, 2 de agosto de 2017

ORO DE INVIERNO


Solo oro liquido permito en mi cuerpo
Oro  lavado del río de la vida 
que fluye y que no volverá a pasar

Mi lengua hoy no hará arabescos en el aire, 
un grito de invierno rajará
el único universo que nos contiene.


El frio desnudo, 
la neblina amarrada a la pata de mi catre.
Ropa acumulada en mi cuerpo 
cábala para ocultar vendettas.

Despojar la carne, 
des-cubrirla en frenética huida.

Las hojas de otoño 
desnudan de verdad los arboles, 
el dolor es intenso y gris.  


Pulcramente vestida mi generación paga la culpa de vivir 
como vegetal inerte ante la autoridad.
Torrencialmente arrecia la ley de gravedad en sus bolsillos.

* Jefferson Muncy