Seguidores

jueves, 29 de octubre de 2009

A RAJATABLA

No me desespera el caos,
solo la mentira,
con sus formas sinuosas
jugando con mi miedo
es la conjugación y el verbo
de los desesperados.
Completo el alfabeto
balbuceando un lenguaje
que nunca es el de mis sentimientos.
Marco el tiempo
en esperas, en reuniones,
en borracheras
donde corre desbocada
mi imaginación
ahí soy un gigante
todos los espejos del mundo
me miran
solo yo reconozco
mi temor a la libertad
por eso la tengo encadenada
para que no camine por lo inesperado
y me encuentre