Seguidores

sábado, 14 de noviembre de 2015

EL SHENANDOA


 El Sausalito
desciende en el Mississippi
laguna que desemboca en
la orilla opuesta de mi memoria

Rosado contra fucsia
mi vestido flotaba
sobre las verdes y
estáticas aguas

Navegando en El Shenandoa
al compás
del fraseo de las olas
gira la rueda fluvial.

El jazz improvisa
en el alma 
de los navegantes iniciados.



Dentro del barco
las risas despiertan
flotando en el río,
las canciones embrujadas
se funden con la corriente.


Rio abajo
los peces van nadando
en un mar de luces
dispersas en el recuerdo

Sensual la luna
a lo lejos sigue
danzando
con las sombras
que se arquean
en la madrugada
   
En El Shenandoa
navegamos más de una vez
contemplando la noche


12 comentarios:

Lu dijo...

Hola Carmen!
que bueno volver a leerte y que maravillas de planes me cuentas en el comentario que has dejado en mi blog.
Pero el tema aquí y ahora es este magnífico poema que nos traes, tan cargado de sentimientos y bellas imágenes, fiel a tu estilo.
"laguna que desemboca en la orilla opuesta de mi memoria"
"Rosado contra fucsia mi vestido flotaba sobre las verdes y estáticas aguas"
"Sensual la luna a lo lejos sigue danzando con las sombras que se arquean en la madrugada"...
¡Cada verso es una magnífica imagen!Tanto que he navegado contigo en El Shenandoa
Un abrazo amiga

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Qué hermosa nostalgia de los barcos de vapor. Tu poema me llevó atrás, de niño, en eso barcos, ue ya no están, d dos pisos, con orquesta y camarotes, donde viajaba el sueño de ser felices por siempre, mientras en El río magdalena, se bañaban la luna y las estrellas. Un abrazo. Carlos

Rafael dijo...

Bonito viaje.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Desde luego parece una hermosa travesía.
Ya me hubiera gustado ir, ya...

Besos.

PieL dijo...

Un poema repleto de pinceladas de ensueño

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Enigmaticamente sensual y pasional.


Un Abrazo.
Gracias.

RECOMENZAR dijo...

Tu dulzura cuando escribes
Tus realidades bellas
nos hacen sentir la magia que anda por tu cabeza
mil besos

Carmen Troncoso dijo...

Este Shenandoa era un barquito pequeño de fantasia, en la laguna Sausalito de Viña del Mar, convertido en un pub donde se bailaba toda la noche y donde con mis amigos del grupo de jazz San Pedro Ensamble, tocaban y yo cantaba mirando la luna, vaya nostalgia no? Un besito para todos,

jesus alvarez dijo...

Que bonita entrada, me gusta mucho,saludos

PEPE LASALA dijo...

Qué preciosidad Carmen, y según veo en uno de tus comentarios, hay muy buenos recuerdos. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Adriana Alba dijo...

Ahhhh Viña del Mar!
Mi hermana hoy está justo ahí....barco de vapor, sueños y amor....
Besos Carmencita.

lichazul alqantar dijo...

evocador poema Carmen
ahh nuestro paisaje se pinta de nostalgias

muakkk :D