Seguidores

viernes, 30 de marzo de 2018

Cambio de Hora

Hombre
de otro costado
final
de mi ideograma

Farellones
temibles
la yerba impermeable
se refleja en
interminables riscos
con matices trigueños
otoñales

Tu eres 
mi cordillera
espejismo
que aumentas
mi sed

Cadalso
atemporal
mi cabeza
rodara
a los pies
de un
capibara
y en mi piel
rodajas

de piña
colada
cubitos
de helio
flotando
en un cielo
imparcial

Desde cuando 
el cambio de hora
corre delante de mi
sin pensar en nada?

5 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Envidiables inspiradores versos Carmen, como siempre.

Mañana 1 de abril subiré tu Huiña con la fotografía que elegiste para ilustrar tu entrada y el nítido certero epígrafe que le dedicaste.

Un abrazo.

Carmen Troncoso dijo...

Mil gracias Carlos, que disfrutes el fin de semana, un abrazo feliz!

AMALIA dijo...

Te felicito.
Muy bueno.
Un abrazo

Antoni G. Martínez dijo...

Así me dejo cambiar la hora a cada minuto que pase.
Eres un reloj infinito, me ha encantado. Aunque el tiempo siempre corre por delante nuestro, siempre...

¡SALUDOS!

MuCha-Recomenzar dijo...

me deleito con tus textos tan bien armados