Seguidores

domingo, 3 de marzo de 2019

Nostálgico presente/pasado


Si me preguntas 
como era mi casa
te dire sin dudarlo
que cuando pequeña
estuvo en llamas

solo fue un incendio
pero que rojas lenguas
de fuego
se veían en el techo

Si vuelves a preguntar
por mi adolescencia
mi casona vieja
fue marcada por 
balas y protestas

Sabes que los cerros son huecos
Una bala perdida, era un ejercito

La madura tarde
con su larga siesta
vi alrededor mio
sombras chinescas
susurrando a mi oído
cosas que no 
entendí del todo

La luna
abraza la palmera
el viento posesivo
suelta una a una
mis cadenas

Mi casa esta
vestida en mi alma
extravagante bergantin
alta marea
cormoranes en el techo

Se deshace mi casa,
suelta mi mano
va a encontrarse
con otros ojos
que la iluminan
aunque sean extraños
embriagando a todos

¡por sus últimos
cien años!




16 comentarios:

Alfa Fon-Amor dijo...

triste,abrazo.

manouche dijo...

A lo mejor vi tu casa en mi visita encantadora a Valparaiso !

silvia de angelis dijo...

Versi intensi e ricchi di particolare suggestione, apprezzati
Un saluto,silvia

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Tus hermosos y nostálgicos versos me hacen pensar en nuestros hogares, nuestros refugios, que lo saben todo de nosotros...

Paz

Isaac

Miguel Pina dijo...

Precioso Carmen. El hogar es lo que nos define como personas, nos acuna, nos protege, nos recoge, y nos transforma. Y además es un buen lugar para escribir :-). Un gran abrazo.

Beauséant dijo...

la casa como metáfora de nuestros cuerpos y nuestras vidas.. el territorio que defendemos contra el olvido y la tristeza...

muy emotivo, me ha gustado.

**kadannek** dijo...

Esa nostalgia que transmite tu texto se siente como una herida viva y punzante. Pero a la vez, escucho un grito de batalla que sobrevive en medio del derrumbe.
Cuando una casa no es un refugio, nos sentimos deshabitados hasta por dentro.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Hogar dulce hogar...
Un peregrinaje a cada hora del día.


Besos.

RECOMENZAR dijo...

Hay mi querida y dulce alma poeta... te dejo abrazos ...mil....
besos

Carmen Troncoso dijo...

Querida o, si es un poco triston, pero desde la vereda, de lo que sabemos no viviremos mas, hoy aprecio mil veces mas, que en aquel entonces, es posible que eso le pase a muchisimas personas, un abrazo feliz!

Carmen Troncoso dijo...

Si, es posible Manouche, nuestro Cerro Alegre, se ha puesto muy turistico, pero eso es lo mejor para seguir cuidando el patrimonio. Un abrazo grande!

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Silvia, por tus cálidas palabras!

Carmen Troncoso dijo...

Querido Isaac, algo de nosotros se queda en los lugares que hemos vivido, un abrazo cariñoso!

Carmen Troncoso dijo...

Querido Miguel, ese era un fantástico lugar para inspirarse y escribir, un abrazo feliz!

Carmen Troncoso dijo...

Gracias Beauseant, has acertado muy poeticamente con tu comentario, un abrazo grande!

Tesa Medina dijo...

Qué hermoso poema, Carmen, con todos sus significados...

Si me preguntan como era mi casa en la niñez debería decir que no tuve casa, así fue, pero los libros y las películas me enseñaron el truco de llevar todas mis casas soñadas conmigo.

Un abrazo, poeta.