Seguidores

martes, 14 de mayo de 2019

Tentación



millones de segundos
a nuestros pies
evitando las
crudas esquirlas de invierno
en la recta y convulsa mascara de hierro
injertada en la piel

escribo a la orilla
de mi conciencia
destejiendo el pulcro chaleco
de costumbres que no se paran solas

enséñame a nadar amado
 en tu océano de fuegos sensuales
sumergidos
en busca del éxtasis
perdámonos en callejones
y bailemos cada poema
escrito en la lengua sensible
de nuestros orígenes

quiero estar despierta
cuando vengas en la noche
y que podamos oler la lluvia
después de hacer el amor

4 comentarios:

Fiaris dijo...

Hermoso poema,cariños.

manouche dijo...

QUE CALOR...

**kadannek** dijo...

Tu texto tiene una delicadeza y exquisitez muy elegante, de buen gusto. Suena envolvente, sensual, poéticamente amoroso. Muy hermoso.

elchicodelmetro (María Glez) dijo...

En psicología se dice que el deseo sexual en los sueños está representado con el agua, creo que en tu caso, en este poema, el agua también tiene un papel muy importante.

Un saludo, Carmen.